Belén Zafra, el botín territorial de las bandas criminales

0
4199

Desde la madrugada del lunes, sobre las 5:30 a. m., cuando muchos habitantes del barrio Belén Zafra se movilizaban hacia sus trabajos y los niños los colegios, fueron sorprendidos con un homicidio. Farid Camilo Álvarez, un joven de 19 años, fue asesinado delante de su familia, presuntamente por haberse negado a ser parte de las bandas que hacen presencia en la zona.

El control de la parte baja del corregimiento de Altavista —sectores La Esperanza, La Perla y aledaños—, está en manos de la alianza entre Los Chivos y los Pájaros Rebeldes, enfrentados a los Pájaros Pesebreros desde hace unos días, como lo hemos denunciado. El 12 de septiembre se presentó un operativo de los Pájaros Pesebreros, que inició en el barrio Los Alpinos, desde donde salieron unos quince hombres con rumbo al barrio Buenavista. El enfrentamiento duró 22 minutos aproximadamente. Ninguna autoridad hizo presencia. [Leer también: Enfrentamientos con fusilería en Belén no son neutralizados por fuerza pública]

Antes de las 7 p. m. de ayer lunes, cuando los habitantes de Altavista regresaban de sus actividades laborales o académicas, se escuchó una detonación. Fue el anuncio de una noche de zozobra.

En las redes sociales, entre las 10:15 y las 10:28 p. m., se leían mensajes de habitantes de Belén Zafra, Loma de los Bernal y barrios circundantes del corregimiento de Altavista, con alertas sobre el estallido de un petardo. Algunos mensajes decían: «Comunidad de Belén Altavista en Medellín duerme con los ruidos de las balas y la incompetencia…», publicó José Iglesias; y «Acaban de tirar un petardo hasta la Loma de los Bernal, se están matando en Altavista», dijo Mónica Arias. El periodista Juan Diego Restrepo también alertó desde su cuenta de Twitter lo que sucedía en Belén Altavista.

Hasta la madrugada, y por cerca de tres horas, se presentaron disparos con armamento pesado AK-47 y algunas detonaciones en una zona conocida como El Tanque, sobre el cerro que comunica a Belén con el corregimiento de Altavista. Esa zona, precisamente, es vigilada por el Ejército y la Policía.

¿Qué es lo que pasa realmente?

Con el ajuste del pacto del fusil, realizado entre el 23 y el 25 de agosto, se dividió el territorio del corregimiento de Altavista y de Belén Zafra entre las bandas que están asentadas desde hace varios años. Así se habría dividido la zona por parte de los asistentes a las reuniones, con el aval de Carlos Chata, jefe de la Alianza Criminal del Norte y jefe militar de La Oficina del Valle de Aburrá:

A la alianza entre Los Chivos, de alias Chatán, y a los Pájaros Rebeldes, de Hugo Pájaro o Damián, les entregaron una zona mucho más amplia que la controlada por los Pájaros Pesebreros (gráfica 1), quienes controlan un sector de Belén Zafra, Las Colinas (gráfico 2), cerca de El Tanque, desde donde organizaron el ataque contra sus enemigos la semana anterior.

Parte baja y alta del corregimiento de Altavista está en manos de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) que podrían terminar aliadas con los Pájaros Pesebreros (ver gráficas 3 y 4).

Fuentes del sector de Belén Zafra le revelaron a la Agencia de Prensa Análisis Urbano que se han presentado varios desplazamientos forzados en algunos sectores como Cantarrana y Montenegro, en donde la alianza Los Chivos-Pájaros Rebeldes se habría apoderado de varias viviendas, forzando a sus residentes a abandonarlas y, en algunos casos, desplazarse hacia otras comunas. Desde una de las viviendas, que ellos han denominado «sitio estratégico», controlan los cuatro puntos cardinales de su zona de control, con lo que pueden responder a los ataques de los Pájaros Pesebreros.

Una fuente le habló a Análisis Urbano: «En mi casa había 4 [hombres], se metieron por el monte, no nos dejaban hablar. Mi familia se encerró en el baño. Cuando llegó la Policía [a dar ronda] ellos seguían adentro. [Supimos que] en la casa del lado tenían un herido… ellos se comunicaban por radio. De otra casa la Policía sacó a uno de ellos».

Otras fuentes dicen que integrantes de Los Chivos-Pájaros Rebeldes y de los Pájaros Pesebreros se apoderaron de varias viviendas que fueron desocupadas por los inquilinos o propietarios de ellas. Simulan vivir con su compañera y se apoderan del inmueble, desde donde disparan en medio de la confrontación. En otras viviendas, como relató la fuente, se meten a las casas, intimidan a los vivientes y las usan como garitas.

Hoy martes, 19 de septiembre, se presentó una explosión en la carrera 83 con calle 19, que aún no ha sido confirmada por la Policía. La preocupación de los habitantes de Altavista y Belén Zafra aumenta por el evidente abandono en que se encuentran. En lo alto del cerro, en donde está El Tanque, había hombres del Ejército Nacional, quienes abandonaron el sitio que luego fue tomado como zona de operaciones por la alianza Los Chivos-Pájaros Rebeldes.

Sin embargo, es importante resaltar la operatividad del personal de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval) y su comandante, el brigadier general Óscar Antonio Gómez Heredia, que después del enfrentamiento dieron captura a cuatro hombres, dos de los cuales eran de la banda Los Pesebreros y los dos restantes al parecer venían de la comuna 8 y harían parte del Bloque Sierra de Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) —o Clan del Golfo—, que están al  mando de alias Abelito. Además fueron incautadas cinco armas de fuego. Importante operativo desarrolló la institución.

Presuntos miembros de Los Pesebreros capturados, el de izquierda a derecha sería alias Roger. Foto cortesía Meval.

Presuntos miembros del Bloque Sierra que opera en la comuna ocho (Villahermosa) capturados en Altavista (comuna 16). Foto cortesía Meval.

armas incautadas por la policía el día lunes 18 de septiembre en la parte alta de la comuna 16 (Belén). Foto cortesía Meval.

armas incautadas por la policía el día lunes 18 de septiembre en la parte alta de la comuna 16 (Belén). Foto cortesía Meval.

Tema relacionado:

Enfrentamientos con fusilería en Belén no son neutralizados por fuerza pública

 

Deja un comentario